Posteado por: Carmen Lamela Viera | marzo 27, 2011

Decisiones, decisiones, decisiones…

El viernes pasado, la clase se dedicó a presentar la parte de esta asignatura que trata sobre la toma de decisiones. La idea central sobre la que giró esta presentación se resume en que la toma de decisiones no suele responder al tópico de la acción racional de un individuo en un momento-lugar puntual tras el análisis del problema. La toma de decisiones es todo un PROCESO de encadenamiento de sucesos, de comienzo y final difusos, en los que intervienen muchas personas y emociones y condicionamientos ajenos al asunto sobre el que se “decide”. Para ilustrar la idea, vimos el capítulo de la última temporada de la serie Urgencias titulado “Corredor de sueños”. Trataba sobre lo difícil que resulta para el médico tomar decisiones en las que se juega la vida de sus pacientes; pero también se vio claramente cómo todos los personajes jugaban un papel en el desenlace final.

Para toda esta última parte de la asignatura, trabajaremos distintos aspectos contenidos en el artículo asignado de Michael Roberto, “Lessons from the Everest”. En el artículo se intenta combinar tres niveles de análisis para ese catastrófico día del 10 de mayo de 1996: el nivel individual, el grupal y el sistémico o institucional. Nosotros seguiremos el mismo orden. Comenzaremos tratando el tema de las decisiones a nivel individual, y los mecanismos de tipo cognitivo que intervienen. Acordamos que, para la próxima clase, todos traerían (por escrito) un ejemplo concreto de cómo se puede ver reflejado en un proceso de toma de decisiones (preferentemente, en lo que refiera a una decisión catastrófica) los siguientes mecanismos: (1) “overconfidence”, o la confianza y seguridad excesiva, (2) el “sunk-cost effect” o efecto del coste del hundimiento (que alude a la dificultad de dar por perdido o retirarse de aquello en lo que más se ha invertido o que más se ha defendido –¿de verdad que a nadie se le ocurre por qué se le llama así a esta respuesta paradójica?), y (3) el “recency effect” o “presentismo” (que alude a la sobrevaloración de la información que tenemos más a mano, generalmente la más reciente o actual, y a la tendencia a subestimar la importancia de la información que no tenemos).

Como ya saben, en el artículo de Roberto se dan ejemplos concretos de estos mecanismos en el caso de la catástrofe del Everest que analiza, pero es fácil encontrar información sobre estos temas a través de internet (por ejemplo) si necesitarais más ayuda. Esto es para el próximo jueves 7 de abril. En efecto, se ha decidido que nuestras clases presenciales serán los jueves (y no los viernes) de 13:00 a 14:30. Así que, si todo va bien, nos reuniremos el 7 de abril, y los jueves 5, 19 y 26 de mayo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías