Posteado por: Carmen Lamela Viera | junio 15, 2011

CALIFICACIONES JUNIO 2011

Primera etapa superada. Adjunto en PDF las calificaciones a junio de 2011.

CALIFICACIONES JUNIO 2011

Anuncios
Posteado por: Carmen Lamela Viera | mayo 20, 2011

Una última cosa

Sin ánimo de hacer campaña, adjunto el artículo de El País Semanal del que hablé en clase sobre las ventajas de debatir: “Es mejor debatir una cuestión sin llegar a resolverla, que resolver una cuestión sin debatirla”

elpais_com_articulo_portada_discrepar_crear_conflict

Posteado por: Carmen Lamela Viera | mayo 20, 2011

Ciao

Ayer tuvimos nuestra última clase presencial del curso, dedicada al debate sobre la importancia del grupo en la toma de decisiones; para bien (la llamada “sabiduría de las masas”) y para mal (el llamado “pensamiento grupal”). Como esta vez la tecnología no nos sonrió, no pude ilustrar con vídeos algunos de los puntos principales de los que hablé. No obstante, prometí dejar aquí los vínculos que remiten a una de esas pocas empresas que se precian de estimular una creatividad fundamentada en la libertad y colaboración entre sus empleados (versus la jerarquía estricta y la obediencia al jefe).  Y nada más por ahora. Con esta entrada me despido y os recuerdo que me comunicaré por e-mail con cada uno para notificaros la calificación y las posibilidades de mejorar, si fuera el caso. De todas formas, también expondré las listas oficiales en el tablón del aula, como tiene que ser. Hasta pronto; fue un gusto trabajar con vosotros.

Posteado por: Carmen Lamela Viera | mayo 15, 2011

En la recta final

Ya quedó dicho. El próximo jueves 19 de mayo es nuestra última clase presencial. La dedicaremos a los factores grupales e institucionales que inciden en la toma de decisiones. El jueves pasado lo dedicamos a comentar los sesgos de confirmación y del punto de referencia (muy brevemente), y a comentar otros sesgos cognitivos típicos y las recomendaciones que se dan para evitar todos estos problemas y tener un mayor control en la toma de decisiones. A grandes rasgos, las recomendaciones son:

  • JUGAR A ABOGADO DEL DIABLO
  • NO CONFIAR  EN LOS EXPERTOS INCONDICIONALMENTE
  • TRABAJAR CON INFORMACIÓN DIVERSA
  • LLEVAR UN REGISTRO ESCRITO DE LO QUE SUCEDE
  • RECURRIR A EVALUACIONES EXTERNAS
  • RECURRIR AL DEBATE DE LOS PROBLEMAS EN GRUPO
  • SISTEMATIZAR LOS ARGUMENTOS A FAVOR Y EN CONTRA DE UNA SOLUCIÓN O INTERPRETACIÓN DEL PROBLEMA

Luego, pasamos a explicar la perspectiva que entiende la toma de decisiones como un proceso que trabaja desde marcos interpretativos, a veces inadecuados. Esto es, ni en el mejor de los casos se trata del individuo valorando objetivamente los pros y los contras de la situación y tomando una decisión racional. Lo que sucede es que ya en la identificación y formulación misma del problema, estoy asumiendo unas definiciones y valores que pueden ser adecuados… o no.  Para demostrar cómo funciona el “marco interpretativo” o la forma en que uno se plantea el problema a la hora de ver cuáles son las mejores soluciones, repetimos en clase uno de los experimentos clásicos a los que se recurre para hablar de este tema. Consistió en presentar el mismo problema planteado de dos formas distintas, para constatar que, mayoritariamente, la solución más apoyada dependía de si se planteaba como una pérdida o como una ganancia. En concreto, las situaciones planteadas fueron las siguientes:

Escenario I: Se espera que una terrible epidemia ataque a un pequeño pueblo de 600 habitantes. Los científicos y epidemiólogos se reúnen y proponen dos programas posibles de intervención: el programa A y el B. Con el programa A se garantiza la salvación de 200 personas. Con el programa B hay un tercio de posibilidades de salvar a los 600 habitantes, y 2/3 de probabilidades de que no se salve nadie. ¿Cuál de los programas prefieres?

Escenario II: Se espera que una terrible epidemia ataque a un pequeño pueblo de 600 habitantes. Los científicos y epidemiólogos se reúnen y proponen dos programas posibles de intervención: el programa C y el D. Con el programa C, 400 personas morirán. Con el programa D hay un tercio de posibilidades de salvar a los 600 habitantes, y 2/3 de probabilidades de que no se salve nadie. ¿Cuál de los programas prefieres?

Así que todo es lo mismo, pero el programa A y el C se plantean como salvación segura de 200 o muerte segura de 400. Por lo general, tal como hizo la mayoría de la mitad de nuestra clase, ante el Escenario I se prefiere la opción A. En cambio, ante el Escenario II, la mayoría opta por el programa D (gran parte de la otra mitad de nuestra clase se puso paranoica y prefirió votar en contra de lo que pensaba, o algo así, así que no pudo confirmarse si se trata de una clase normal, o no).

Y a raíz de esto, se propuso que el ejercicio para la próxima clase sería, precisamente, plantear un mismo problema o dilema sobre el que haya que decidir, desde dos “marcos interpretativos” distintos.

Por último, me gustaría aclarar algunos puntos sobre la evaluación final. Quedó dicho, y escrito, que “los ya aprobados y los notables, pueden intentar subir nota con la asistencia + trabajo asignado de los próximos jueves de clase”. Le eché un vistazo a lo que me entregasteis en la última clase y tengo que aclarar que NO TODO VALE. Por ejemplo, las traducciones de google que ni siquiera se entienden, no me vale (y no es la primera vez). Creo que está bien facilitar el aprobado, pero para subir nota se debe pedir algo más, un esfuerzo mayor, vale?

Nada más por ahora, y hasta el jueves.

Posteado por: Carmen Lamela Viera | mayo 11, 2011

¡OTRA NOTICIA URGENTE!

PARA HABLARLO MAÑANA:

PROPUESTA DE EVALUACIÓN CURSO 2010/11

PROPUESTA EVALUACION

Posteado por: Carmen Lamela Viera | mayo 4, 2011

¡NOTICIA URGENTE!

Lo siento. Debido a una reunión de mi Departamento, imprevista e ineludible, me veo obligada a suspender nuestra clase de mañana jueves 5 de mayo.  La dejamos para el siguiente jueves 12 de mayo. ¿Vale?

Posteado por: Carmen Lamela Viera | abril 15, 2011

Mensaje de semana santa

El pasado jueves 7 de abril, tal como acordamos, tratamos en clase algunos ejemplos de overconfidence, sunk-cost-effect y recency effect. Además, se habló de otros efectos cognitivos que operan en la toma de decisiones a nivel individual, sin que seamos conscientes de ello. En concreto, acordamos traer ejemplos, para la próxima clase, del sesgo de confirmación y del sesgo del punto de referencia (o anchoring bias). El primero remite a la tendencia a trabajar solo sobre la información que confirma nuestras creencias de partida, e ignorando la información que las pone en duda. El segundo remite a la tendencia a partir de criterios numéricos erróneos o irrelevantes, pero en los que nos fijamos por un efecto de exposición reciente a los mismos números. Sobre este último efecto, comenté el interés de un artículo reciente de El País sobre el “anumerismo”. Aquí va el vínculo:

 http://www.elpais.com/articulo/sociedad/anumerismo/incultura/elpepisoc/20110406elpepisoc_1/Tes

 Nuestra próxima clase: jueves 5 de mayo.

Posteado por: Carmen Lamela Viera | abril 3, 2011

Seguro que os interesa

Os recomiendo especialmente esta entrevista a Dionisio Pereira, autor del libro Loita de clases e represión franquista no mar (1864-1939). Cito:

“As listaxes de armadores afiliados á Falanxe tras o 36 dino todo”

http://www.elpais.com/articulo/Galicia/Ainda/queda/franquismo/dabondo/determinanos/politicamente/elpepiautgal/20110401elpgal_18/Tes

Posteado por: Carmen Lamela Viera | marzo 27, 2011

Decisiones, decisiones, decisiones…

El viernes pasado, la clase se dedicó a presentar la parte de esta asignatura que trata sobre la toma de decisiones. La idea central sobre la que giró esta presentación se resume en que la toma de decisiones no suele responder al tópico de la acción racional de un individuo en un momento-lugar puntual tras el análisis del problema. La toma de decisiones es todo un PROCESO de encadenamiento de sucesos, de comienzo y final difusos, en los que intervienen muchas personas y emociones y condicionamientos ajenos al asunto sobre el que se “decide”. Para ilustrar la idea, vimos el capítulo de la última temporada de la serie Urgencias titulado “Corredor de sueños”. Trataba sobre lo difícil que resulta para el médico tomar decisiones en las que se juega la vida de sus pacientes; pero también se vio claramente cómo todos los personajes jugaban un papel en el desenlace final.

Para toda esta última parte de la asignatura, trabajaremos distintos aspectos contenidos en el artículo asignado de Michael Roberto, “Lessons from the Everest”. En el artículo se intenta combinar tres niveles de análisis para ese catastrófico día del 10 de mayo de 1996: el nivel individual, el grupal y el sistémico o institucional. Nosotros seguiremos el mismo orden. Comenzaremos tratando el tema de las decisiones a nivel individual, y los mecanismos de tipo cognitivo que intervienen. Acordamos que, para la próxima clase, todos traerían (por escrito) un ejemplo concreto de cómo se puede ver reflejado en un proceso de toma de decisiones (preferentemente, en lo que refiera a una decisión catastrófica) los siguientes mecanismos: (1) “overconfidence”, o la confianza y seguridad excesiva, (2) el “sunk-cost effect” o efecto del coste del hundimiento (que alude a la dificultad de dar por perdido o retirarse de aquello en lo que más se ha invertido o que más se ha defendido –¿de verdad que a nadie se le ocurre por qué se le llama así a esta respuesta paradójica?), y (3) el “recency effect” o “presentismo” (que alude a la sobrevaloración de la información que tenemos más a mano, generalmente la más reciente o actual, y a la tendencia a subestimar la importancia de la información que no tenemos).

Como ya saben, en el artículo de Roberto se dan ejemplos concretos de estos mecanismos en el caso de la catástrofe del Everest que analiza, pero es fácil encontrar información sobre estos temas a través de internet (por ejemplo) si necesitarais más ayuda. Esto es para el próximo jueves 7 de abril. En efecto, se ha decidido que nuestras clases presenciales serán los jueves (y no los viernes) de 13:00 a 14:30. Así que, si todo va bien, nos reuniremos el 7 de abril, y los jueves 5, 19 y 26 de mayo.

Posteado por: Carmen Lamela Viera | marzo 11, 2011

¿Pero hubo clase o no hubo clase?

Hubo. Una hora (entre que llegué tarde y acabé antes); y a pesar de ser recibida por algunos con la noticia de que la clase, como colectivo, había acordado suspender las clases toda esta semana. Pero como nadie me avisó previamente, y tuve alumnos deseosos de escuchar y de participar…;) Por mi parte, “donde dije digo, digo Diego”. Esto es, contrario a lo que dije en clase, por ahora no voy ni a ofrecer ni a quitar un punto de la nota final a aquellos que me avisen por e-mail de que no hay clases, cuando sea el caso. (Esto es un chiste interno que solo entenderán quienes estuvieron allí).

Y ahora, voy a experimentar con vosotros una posibilidad que ofrece wordpress y que nunca he utilizado: ¡la encuesta!

Lo que quiero saber es cuántos prefieren cambiar las clases de los viernes a los jueves de 13:00 a 14:30. Lo planteo en positivo.

Older Posts »

Categorías